Rúbricas

Junto con la creación de esta plataforma web, desde el año 2011 se ha comenzado a implementar en los talleres un sistema de evaluación por rúbricas, el cual permite calificar de un modo objetivo aquellos parámetros subjetivos y complejos que acompañan siempre un proceso creativo.

Entendemos por “rúbrica” a un conjunto de criterios y estándares, los cuales hemos llamado “ámbitos”, que van delineando los objetivos de aprendizaje que el alumno debe adquirir durante el desarrollo de un curso. La rúbrica permite estandarizar y transparentar los métodos de evaluación, como también crear un marco de autoevaluación y reflexión para los alumnos, aclarando su nivel de desempeño en cuanto a objetivos claros y en comparación con sus pares. Por sobre todo, las rúbricas proveen parámetros para saber dónde buscar para juzgar éxito y de cómo distinguir niveles de calidad por ciclo o curso.

Los ámbitos descritos en la rúbrica son transversales e iguales para todos los talleres de la escuela, desde taller 1 a taller 9. Por el contrario, lo que varía en la rúbrica que se aplica en cada taller son los niveles de logro que ellas presentan para cada ámbito (insuficiente – suficiente – bueno – destacado), los cuales también se adaptan según la temática especifica del taller.

Ámbitos

  • Organizar un programa por medio de la observación de usos y actos.
  • Definir una estrategia morfológica y espacial.
  • Definir el proyecto teniendo en cuenta variables del contexto físico, cultural y natural.
  • Observar, analizar y diagnosticar los antecedentes de la propuesta.
  • Formular un problema de arquitectura y proponer hipótesis de proyecto.
  • Proponer criterios estructurales, constructivos y materiales.
  • Establecer criterios de acondicionamiento ambiental y diseño responsable.
  • Representar el proyecto utilizando los elementos estandarizados y explorativos que permitan comprender y comunicar la propuesta.